>Si escuchamos

>


Bienvenidos a mi espacio sideral

Si escuchamos nuestros propios corazones podremos sentir el canto silencioso de la tierra. Él es la promesa del pasado, él es el augurio de una nueva vida, es la canción de la tierra. Siempre ha estado aquí, desvelando nuestros latidos y haciendo nacer nuestra lagrimas más gozosas, canciones eternas que nutren nuestro espíritu y lo enriquecen. Que las bellas melodías llenen tus días en el nuevo año que empezaremos.


 

>Lirios

>


Bienvenidos a mi espacio sideral

Mi madre cuida las flores y ellas le regalan con lindos colores.
En la galería de la casa de mis padres las flores renacen siempre tras los fríos inviernos. Yo, sin embargo, no me cuido de ellas. Tuve unas que fueron capaces de adaptarse a mi inconstancia. Vivían al ritmo del tiempo. Se quedaron allá dónde las hallé. Cambié de casa. En aquella terraza a veces las veo florecer. Añoranza.

Soy como esas flores de las que se cuida mi madre. Delicada. Necesito ser tenida en cuenta y cuando es así mis colores salen a relucir.