>¡Tente!

>De nada te sirves.
A nada sostienes.
Cuando nada tienes.

Remedas tus pasos.
Sientes los latidos.
Alargas tus brazos.

Se han ido.
No han venido.
¿Cómo ha sido?

Pensaste, acaso, que sería distinto.

No tuviste lazos en los que apoyarte.

Fueron otros pasos los que atentaste.

¡Tente!
¡No pases!
¡Detente expectante!

Verás que nada es nadie.

A penas sabrás recordarte.

¿Por qué lo miraste?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s