Clea imagina

En este momento quiero apuntar lo ausente de mi estar.
·
Esa sensación vaga que se adentra y me deja descolocada.

Es posible que deba hacer frente al trance químico equidistante de sentimientos confusos.

Vacio y silencio serían mejor compañía que la sensación en la que encuentro mi gesto.

Tendré que animar mi fiesta interior para alejar este estado de desazón.

Hay un reloj que me dice la hora, y un calendario que me sitúa en el día.

No estás tú.

Viviré tu ausencia sin siquiera haber tenido el contacto de tu piel.

Estaré añorada de besos y abrazos que no me has dado ni ofrecido.

Ahora sé.

Es eso lo que me hace estar así.

No hay salida.

Nunca debimos dar ese paso que no dimos.

Clara (en proceso)

A veces, el silencio es la puerta de entrada.
Clara estaba sentada en el sillón amarillo, con los pies colgando del reposa brazos, mirando a la calle que empezaba a desdibujarse tras los cristales.
Sus pensamientos vagaban.
De pronto, sintió un escalofrío y se levantó en busca de algo para abrigarse.
La estancia estaba oscura.
No se había percatado del paso del tiempo.
Estar consigo misma era algo que cada vez le atraía más.
Pensaba en infinidad de cosas.
Si le hubieran preguntado sobre sus pensamientos, no habría sido capaz de responder.

Seguir leyendo “Clara (en proceso)”