personajes

Firme y rotunda certeza asemeja y dispersa mis ideas, rompiendo el silencio que arremete.
Un personaje que estaba ausente vuelve. Releyendo sus vicisitudes. Recompongo su recuerdo y creo haberle dado más aire. Haber llevado sus pasos a un viaje, en el que abandonado quisiera recuperarme, porque vuelve a mí reclamando que de él me ocupe.
¿Es posible volver a sus pasos y emociones? ¿Podré de él (ella) ocuparme?
Ha pasado tiempo. Más del que el calendario ha marcado. Yo he hecho un viaje sin retorno, del que vuelvo carente de ese equipaje que me hacía transcribir esas voces interiores que llevaban los meandros de mis personajes, siendo medio a su servicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s