Clara 5

La marcha de Michelle dejó un vacío. Aunque había estado más fuera que dentro, su presencia llenaba. Carla pensó que había habido algo más que un revolcón al tener esa sensación tras su marcha.
Temió obsesionarse. No quería caer en ese bucle emocional que tanto le desestabilizaba.
Suerte que el cotidiano transitar que le proporcionó volver a ocuparse en sus proyectos profesionales le ocuparon la mente, y evitaron el agobio a que parecía verse abocada.
Fue integrándose en ese ambiente que antes le era extraño y desconocido. Hizo nuevas amistades y disfrutó de algunos encuentros íntimos que no llegaron a más. En esos entornos se reencontró en más de una ocasión con su amiga Domi, que pronto cambió de compañía y le fue presentando a otras.
No volvieron a encontrar esos momentos de confidencias. Nada volvió a ser como antes. Una brecha se había abierto entre ellas, que aparentaban tener proximidad.
Fue Domi la que dio el paso.
_Me gustaría conocerte.
Clara entendió su propuesta, aunque le contestó que ya le conocía, que habían tenido un acercamiento de confidencias no dado a todo el mundo.
De todas maneras, pensó que quizá sería bueno y se aclararía respecto a lo que tiempo atrás le había hecho partir sin norte ni rumbo.
Dejó caer que algún día podrían verse como en los viejos tiempos, pero ese día no llegó.
Michelle volvió a aparecer en escena. Le invitó a su casa parisina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s