Clara 6

El aliento contenido, la pasión desatada, así fue su reencuentro.
Sucede que el cuerpo sabe lo que la mente esquiva.
Se lo había pensado mucho. Tardó en preparar ese viaje, que al fin hizo en avión. Ella estaba allí iluminada por un efecto extraño e imperceptible, o por su percepción. El vuelo sobre un paisaje nevado le había llevado a sus brazos. A ellos se entregó antes de que sus voces dijeran y comunicaran. El mundo a su alrededor perdió forma. Recogido el equipaje, y enredadas en sus dedos, tomaron un tren que les llevó del aeropuerto a la ciudad.
Clara hubiera querido pasar el fin de año con su familia, pero esas fechas eran la oportunidad para pasar unos días con Michelle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s