Identidad

Hay un momento en que el espejo nos devuelve una imagen desconocida. Eso se debe a que nos solemos poner ante él en rutinas, sin ver.
Actualizar la percepción visual de nosotras mismas es un acto de sinceridad difícil de afrontar. Más aún, cuando vivimos rodeadas de falsas proyecciones de las demás.
Ese día reconoces que estás lejos de saber lo que ven de ti.
Ves semejanzas y similitudes inclusivas que denotan la participación en un colectivo del que no se diferencia aquello que mentalmente constituye la imagen que tienes de ti.
El entorno absorbe tu presencia incluyéndote en su propio paisaje.
Cuando sientes su presión y te ahogas huyes hacia ninguna parte.
La identidad siempre es contextual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s