somos

Extractos de memoria contenida, apartados a la orilla de la vida ataviada de semblanzas y añoranzas.
Nos dijeron que debíamos contenernos en los gestos y aprecios. Que debíamos amoldarnos a los suyos para ser parte de su mundo.
Ataron nuestros sueños a su estribo, y espolearon la culpa, arañando nuestras almas de dudas y sentimientos de culpa.
Lo siguen haciendo, bajo la tintura complacida y tolerante, que achica nuestra lucha, asimilándonos a sus formas cambiantes, que coartan y retienen bajo el yugo establecido desde antaño.
Fuimos libres y perdimos ese lance.
Nos cabe intentarlo desde el escalón más bajo.
Nos pierde ese gesto complaciente y agradecido.
Nos pierde la fuerza que dispersa.
Nos pierde el paisaje establecido en el que por mimetismo queremos pasar desapercibidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s