Pausa

Pausa
Instante
Momento

Tiempo de introspección
Paladeo de memoria

Un humeante café sobre el tapete, dejando pinceles y pinturas, para recargar esa inspiración que nos tuvo atrapados sobre ese lienzo vital que del alma interior se va nutriendo, tomando forma y color.

Inquieta o inquieto, artista tensa su lira. Unas veces en trazos, colores y formas de claroscuro reflejo de la vida a que se pertenece, otras, cargada de emociones y sentimientos que buscan liberarse en el arte.

En este caso, pudiera ser yo misma, debatiéndome en ese juego creativo, pero puedo filtrarlo en un sueño de artista de personaje de novela, o en persona conocida. También en esas clases vividas con alumnado a lo largo de mi vida, recorrida entre visos de memoria.

En esta impronta elementos magníficos de lectura y praxis.

Desde esta madurez necesaria, de años transcurridos, revisó sueños de juventud.

No eran los de escribir. Me deseaba pintando, soñando a través de biografías de artistas pasados y próximos.

Mi pausa. Mi momento. Ese instante reconocido desde mi lugar en el universo de la creatividad.

Evoco su aroma, su calidez, su sabor. El café que despierta mis sentidos y anima mis neuronas. Las letras de tantos libros leídos y por leer. De tantos, fuera de mi alcance y que nunca leeré o escribiré.

La vida breve a nuestro alcance.
Tiempo que fenece.
Sueños de ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s