Así te regalas

Enciendo la llama
que abrasa mi alma,
arropada en tu aroma,
café que despierta

Sentidos y voces
perdidas en bucles
de sinuosos silencios
de días y noches.

Hice mi pausa,
descanso ganado,
regalo al esfuerzo,
de un temple de letras.

Palabras y versos,
de un tiento de trazos,
vertidos en fucsias,
sobre la memoria.

Busco mis recuerdos,
deseos de un tiempo,
olvidado tras tupido
vaho de calles oscuras.

Arrastro mis pliegues,
de pasos inquietos,
un sordo quejido,
un cálido aliento.

Instantes se cruzan,
amparan y nutren,
obviando óxido y
desgaste de goznes.

Me rindo a tu sabor,
abriendo mi boca,
dándote paso,
acariciando tu taza.

Así te regalas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s