Su estar

Esa esperanza vana que se enquista, a la espera de aquello que a cada paso se aleja.
Ese transitar de ausencias
Lo inevitable que apunta a rituales cada vez más vacíos de sentido.
Desencanto de estar en ires y venires rotos.
No se fueron. Ya no están.
Irse da la posibilidad de tornar.
La muerte deja el abismo vacío que espanta porque golpea la propia levedad.
Ahora es instante inasible. Devenir de incontrolable presente.
Duele pensarse en soledad inminente.
No volver a sentir la cálida mirada de aquellos que amaste. La caricia regalada. Su estar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s