Bony 2

Hubiera sido hermoso quedarse con todos, pero no era posible. Sus hijos buscaron a quien pudieran interesar. Se respetó la lactancia. Ya escogidos fueron marchando.
Entre ellos estaba una bolita peluda de pelo rizado, posible herencia paterna, y con pies grandes que anunciaban un posible crecimiento superior al de la madre. Los hijos de Clara no lo ofrecieron y al fin se quedó con ellos.
Educar un cachorro parece complicado, pero esa función la asumió su progenitora.
Se le quedó el nombre de Pelusa.
Cuando Michelle pasó unos días en su casa se encariñó con él, y se lo hubiera llevado son dudar, pero desistió.
Cuando le pusieron el nombre a Bony lo hicieron por unanimidad, todos compartieron el calificativo de bonita cuando la vieron por primera vez.