Tres años

Tres años. Febrero se tiñó de recuerdo en tu ausencia. Hacía frío cuando te llevamos en ambulancia de uno a otro hospital. Tu última cena. Al día siguiente coma metabólico. Horas a tu lado. No saliste de esa.
Tres años en que los sentimientos han ido cambiando.
Tengo la sensación de que ha pasado más tiempo. De que has quedado alejada y los recuerdos se han ido disipando, quedando el sentido frágil de la impotencia inevitable.
Quedé huérfana de ti. Pensé que no podría seguir. Aquí estoy. Sigo la ruta de mis pasos.