Absències/Ausencias

D111BAA0-F092-4056-8A1A-1ACFBF8D638F

Absències.

Ausencias.

Qui us treura l’emprenta fosca d’avui?

¿Quién os sacará la huella oscura de hoy?

Com podem mirar el blau d’un cel que per vosaltres és negat?

¿Cómo podemos mirar el azul de un cielo que para vosotros es negado?

Com podem trepitjar la sorra i les pedres, sense sentir a cada pas els límits dels vostres espais reduïts entre quatre parets i un sostre ple de plecs ignorats?

¿Cómo podemos pisar la arena, sin sentir a cada paso los límites de vuestros espacios reducidos entre cuatro paredes y un techo lleno de ruegos ignorados?

 

Fums a l’aire

7FA82694-9CCF-46AA-9F87-B58BFBE1B7B2

 

Et diré que sento una tristor buida.
Una desfeta de l’ànima.
Una curcó a dins meu, ple de desesperança.

El pitjor encara no és a l’albi de l’horitzó, però ve de camí, com aquell foc que asola la terra dia rera dia, anul·lant l’esperança.

Ho dic. Sóc a l’exili.

Havia cregut. Confiada.
Podia arrelar-me.
No és així.

Sempre l’amenaça.

Matria quisiera encontrar

Dices patria y me contraigo.

Pertenencia desde el nacimiento. Obligada por fronteras y razones de antaño. Hubo escuela y doctrina. Hay leyes y obligaciones fiscales. Decisiones de las que no tenemos parte.
Sobrevivir se hace complicado en enredos de quienes han tomado el mando. La distancia de sus vidas regaladas y sobradas. Su poder y mando. Sus decisiones equívocas o acertadas.
Nunca confío en sus promesas, porque las olvidan tras sacar rédito de ellas, acaparando poder y permaneciendo en él.
La Historia. De donde venimos y a donde nos dirigimos, poco afecta a nuestros pasos, a no ser que conlleve el quiebro y reduzca el espacio de libre albedrío.

Somos aves de paso. Delegamos en sus manos porque no nos queda otra. Porque es falso que seamos artífices y tengamos voz.

Evoluciona el pacto social, del que Rousseau nos dijo partimos.
Tuvimos manos para crear y construir un substrato que ahora deja de tener valor.
Prescindibles. En la orilla nos quieren, cuando no les somos de utilidad.
Saben cómo salirse con la suya. Tienen quienes les allanan el terreno.
Si te resistes. Si tu actitud da mal, de en medio te quitarán, o te comprarán con aquello que te pueda ganar.
Manejos sutiles, desde medios que controlan.
Ponen en marcha estructuras que se desmoronan, desmontando aquello que te daba cierta estabilidad.
A veces, se enfrentan entre ellos. Te ponen en medio. Lo hacen de tal manera, que caes bajo su influencia manipuladora, confiando en esa creencia interiorizada, desde una pertenencia articulada, desde ese poder estructural que te roba vida y libertad.

Quisieras. No puedes. No está a tu alcance. Debes centrarte en ese espacio personal que te da estabilidad, e intentar no pensar demasiado en la frustración y desilusión.
Nada tienes garantizado. Sabes que subsistir no es algo que tengas a tu alcance si no tienes. Porque son otros los que pueden dar trabajo, los que administran recursos necesarios, y que sólo te permiten apoyar a unos u otros en momentos puntuales.
Y se ponen esa etiqueta de democracia que sabes que no responde a su significado real, porque eres parte del pueblo, demos, y no detentas poder, cracia.

Deseas una vida sin sobresaltos. Hacer realidad deseos. Una tranquilidad y confianza, sin sobresaltos, sin carencias. Con una posibilidad, que algunos señalan, de felicidad.

Creencias se tejen en esa urdimbre social de pertenencia e identidad.
Arraigo y tierra. Suelo en el que medrar.

Matria quisiera encontrar.

 

F0DD4F3C-9867-41D3-BB3D-D7295DB02927

¡Así!

Se te cayeron las alas.
Aleteo enmudecido.

Sigues rastro en su silencio.
Buscas eco ensordecido.

Caes al suelo en tu traspiés.
Te levantas y empiezas a correr.

No huyendo.
Persiguiendo tu propio fin.

Así la vida escogiendo.
Así la vida perviviendo.

¡Así!

IMG_1571